Saltar al contenido
Portada » Blog » Cómo hacer un seguimiento de tu progreso

Cómo hacer un seguimiento de tu progreso

Una de las mejores formas de asegurarte de lograr tus objetivos es mediante un seguimiento detallado de tu progreso.

El seguimiento de tu progreso te ayudará a enfocarte en lo que es importante para alcanzar tu objetivo. Realizar seguimientos continuos, te ayuda a identificar posibles obstáculos y a crear estrategias para que puedas superarlos.

Te ayudará a establecer metas más realistas y podrás mantenerte positivo y enfocado en el camino.

Es interesante que el seguimiento de tu progresa puede convertirse fácilmente en un hábito positivo ya que, cuanto más frecuente rastrees tu progreso, mayor será la probabilidad de que tengas éxito.

Cómo realizar un seguimiento de su progreso
Anteriormente he mencionado la importancia de tener una lista de actividades que se requieren para alcanzar cada hito u objetivo. Debes asegurarte tener un plan con una lista de actividades que realmente te ayuden a lograr los resultados que deseas.

Los hitos, al igual que los objetivos, deben medirse y cuantificarse. Necesitas poder saber cómo te estás moviendo hacia ellos, qué obstáculos te impiden avanzar y cómo resolver los problemas que se puedan presentar.

Si tu hito tiene un objetivo numérico específico, es muy sencillo realizar un seguimiento de tu progreso para lograrlo mediante el seguimiento de los resultados de forma regular.

Por ejemplo, si alguien desea leer 12 libros al año, entonces sencillamente dividimos 100/12, eso nos dará un resultado o porcentaje para cada libro leído de 8.33%. Es decir, 8.33% será el valor que le asignaremos a cada libro. Al final del año, si hemos leído todos los 12 libros habremos completado el objetivo en un 100%.

Por supuesto, no siempre será sencillo asignar valores porcentuales a las tareas. Sin embargo, el seguimiento no se trata solo de medir tu progreso en términos numéricos.

Al igual que un mapa, el seguimiento te ayuda a saber dónde estás y te permite trazar un rumbo hacia donde quieres estar. También te ayuda a ver dónde podrías necesitar hacer ajustes o aumentar tus esfuerzos.

Hacer un seguimiento de tu progreso requerirá tiempo y esfuerzo al principio pero los beneficios del seguimiento son enormes.

Una vez que comiences a ver el progreso, el hábito de realizar un seguimiento comenzará a ser más fácil y tu progreso se volverá visible y estarás motivado. Tu confianza crecerá, sabrás que estás haciendo que funciona para mantenerte enfoado y seguir adelante.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.