Saltar al contenido
Portada » Blog » Cómo lograr nuestras metas de manera sencilla

Cómo lograr nuestras metas de manera sencilla

Lograr nuestras metas y sueños no siempre es fácil, para ello se requiere tiempo, dedicación y trabajo constante.

Piensa en una meta sencilla como hacer ejercicios porque queremos estar más saludables y sentirnos bien con nosotros mismos. Desear hacer ejercicios es suficiente si no tomamos acciones que nos acerquen cada día a esa objetivo, esa meta continuará siendo simplemente un sueño.

El primer paso y el más importante que debes dar es ESCRIBIR TU META. Una vez que escribas lo que tanto anhelas, dejará de ser un sueño y se convertirá en una objetivo tangible y alcanzable.

A menudo queremos lograr cosas pero no sabemos porqué exactamente por lo cual resulta más difícil acercarnos a cualquier meta o sueño que tengamos.

El siguiente paso es CLARIDAD Y ENFOQUE. Junto a tu objetivo escribe brevemente porqué quieres lograr tu meta y qué puedes hacer para acercarte a ese objetivo. Con esa sencilla actividad, estarás creando un plan de acción para lograrlo.

EVALUA LA REALIDAD DE TU VIDA. Es crítico examinar la situación de nuestra vida actual e identificar las áreas que deseamos cambiar, mejorar o crecer. Cuando dedicamos tiempo de calidad siendo honestos con nosotros mismos todo el panarama de nuestra vida cambia. Vemos las cosas de manera diferente y cualquier cosa que queremos conseguir pasa de imposible a posible.

Ser honestos con nosotros mismos es una de las cosas más difíciles que podemos experimentar, porque no queremos aceptar nuestras fallas pero no hay nadie mejor que tu para saber lo que es bueno en tu vida y lo que te falta; nadie más que tu sabe qué compromisos son buenos y cuáles están pasándote factura, y si es hora de un cambio.

FIJA TUS METAS. No podrás logar nada si no tienes una idea clara de lo que quieres. Debes establecer metas significativas y desarrollar una hoja de ruta impulsada por tus propósitos para lograr tus sueños y aspiraciones.

Puedes empezar escribiendo tus objetivos a largo plazo, es decir; todas las cosas que son más importantes para ti en los próximos años.

Identifica aquellas metas que tendrán el mayor impacto positivo en tu vida. Para cada objetivo principal, establece un objetivo medible y los más importante, UNA FECHA DE VENCIMIENTO, y crea algunos sub-objetivos a mediano y a corto plazo que deban cumplirse antes de que tu puedas lograr tu objetivo a largo plazo.

CREA TU PLAN DE ACCION. Revisa tus objetivos y agrega todas las actividades que se requieran para lograr cada objetivo a corto y a mediano plazo.

CREA RUTINAS SEMANALES. Dedica tiempo a las cosas que son más importantes para ti. Crea una lista de actividades semanales recurrentes que mejorarán y enriquecerán tu vida. Para cada actividad recurrente, es necesario establecer los días y la hora en que deseas realizar cada actividad.

COMIENZA TUS DIAS. Las mañanas son la mejor parte del día y tan pronto estamos listos para iniciar nuestro día, es importante encontrar un momento tranquilo, sólo necesitamos de 15 a 30 minutos sin distracciones para nosotros dónde podamos concentrarnos en revisar nuestras metas y nuestros objetivos diarios, es decir; cada uno de esos pequeños pasos que nos ayudarán a alcanzar nuestras grandes metas.

Convierte ésta pequeña tarea en un hábito matutito diario y verás cómo tus días serán más productivos cuando realizas las tareas que te has programado para lograr un día significativo.

MANTENTE ENFOCAD@. Si cada dia revisas tus actividades programadas y las realizas, según tu plan de acción; pronto estarás alcanzando tus objetivos y te sentirás increíblemente bien. Sentirte bien te dará toda la motivación que necesitas para realizar lo que has planeado cada día.

Recuerda que la flexibilidad es importante para alcanzar tus objetivos. Siempre tendremos contratiempos, cosas de última hora que tenemos que atender y si tienes hijos entenderás que siempre posponemos cosas para atenderlos a ellos, todo eso está bien, lo importante es encontrar otro momento en el que podamos realizar nuestras actividades, cualquier hora del día servirá para avanzar. No uses las sientos de cosas que tienes por hacer como excusa para no enforcarte en tus objetivos. Es posible organizarnos, conviertelo en un hábito diario y podrás lograr lo que desees.

No todos los días son excelente, en caso de que no logres completar alguna actividad de tu rutina, no te sientas mal, recuerda seguir adelante y tratar de hacer todo al día siguiente.

Es posible que te ayude usar el calendario de tu celular, los recordatorios o inlcuso la alarma, alguna otra aplicación en tu celular; o bien; una agenda o libreta dónde puedas escribir todas tus actividades diarias, eso te ayudará a mantenerte enfocado.

Tu puedes hacer que todos los días sean efectivos y productivos completando todas sus tareas «imprescindibles».

ESCRIBE. Si eres de las personas a quienes les gusta escribir, entonces es buena idea escribir tus pensamientos, sentimientos, realizaciones y experiencias. Simplemente escribe lo que te venga a la mente a lo largo del día para que pueda volver y revisar tus notas más tarde.

Cuando lees lo que escribes, tendrás una mejor visión de cómo te sientes cada día, de las cosas que son importantes para tí y sobre todo, te ayudará a reflexionar sobre tus objetivos y que puedes hacer diferente o mejor para logarlo. Podrás considerar los obstáculos, su impacto y las posibles soluciones que puedes poner en practica para lograr tus sueños.

REFLEXIONA. Antes de que termines tu día, dedica de 5 o 10 minutos a pensar en todo lo que hiciste y en lo que puedes hacer el día de mañana para asegurarte de que sea un día eficaz y productivo. Podrás dormir con menos dudas y estrés, sabiendo exactamente lo que debes hacer y cómo planeas lograrlo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.