Saltar al contenido
Portada » Blog » Objetivos Smart: cómo utilizarlos para lograr tus metas

Objetivos Smart: cómo utilizarlos para lograr tus metas

Probablemente en algún momento de tu vida has escuchado o leído sobre los objetivos SMART. Hoy es un buen día que los utilices lo antesposible y aumentes tus probablidades de éxito.

Objetivos SMART

SMART es un acrónimo en Inglés que significa: Específico (Specific), Medible (Measurable), Alcanzable (Attainable), Realista (Realistic) y Basado en el tiempo (Time-Based).

Para aumentar tus probabilidades de éxito, asegurate de que cada objetivo que te fijes cumpla cada una de éstas características.

ESPECÍFICO. Un objetivo específico te permitirá concentrarte en un objetivo claro y específico. Vas a ser capáz de visualizar el resultado deseado y será fácil para tí realizar un seguimiento de tu progreso. Mantener tu mente enfocada en un objetivo específico será la clave para que tengas éxito. Para establecer una meta específica, ayudate respondiéndo las siguientes preguntas.

  • ¿Qué quieres lograr?
  • ¿Quién además de ti está involucrado en tu meta?
  • ¿Cuál es el entorno para desarrollar tu objetivo?
  • ¿Cuándo deseas alcanzar tu meta?
  • Cuál: identificar los requisitos y las limitaciones.
  • ¿Por qué deseas lograr la meta y que beneficios traerá a tu vida?

MEDIBLE. Si tu objetivo no es medible, no podrás decir objetivamente que lo has logrado. Crea criterios concretos para que puedas medir el progreso que estás haciendo en cada meta que has establecido. Cuando mides tu progreso a través de criterios cuantificables, es mucho más probable que te mantengas en el camino correcto, alcanzar tus fechas objetivo y experimentar la satisfacción del logro que te impulsará a continuar. El trabajo y el esfuerzo continuo es requerido para alcanzar tu meta.

Para determinar tu objetivo específico, responde las siguientes preguntas:

  • ¿Cómo sabré cuando voy a lograr mi objetivo?
  • ¿Qué tiene que suceder exactamente para considerar que he logrado mi objetivo?

ALCANZABLE. Establecer una meta alcanzable significa elegir un objetivo que, aunque te esfuerces es un objetivo alcanzable. Si eliges una meta que no creas que puedas lograr, lo más probable es que tengas razón. Cuando creas una meta que es demasiado elevada, puede parecer imposible y eventualmente te darás por vencid@.

REALISTA: los objetivos extraordinarios obtienen resultados extraordinarios; sin embargo, también denes asegurarte de que su objetivo sea realista. Los objetivos realistas son aquellos por los que estás dispuesto a trabajar y que se pueden lograr mejorando tus hábitos actuales.

Tus objetivos también deben tener en cuenta la realidad actual de tu vida. Asegúrate de que tu objetivo sea algo para lo que tendrás tiempo y energía. Recuerda, si tu objetivo no es realista, te resultará difícil volver a la normalidad.

Además, ten en cuenta que una meta alta suele ser más fácil de alcanzar que una baja porque una meta baja ejerce una fuerza de motivación baja. Algunos de los trabajos más difíciles que has realizado en realidad parecen fáciles simplemente porque fueron un trabajo que hiciste motivad@ y con amor.

OPORTUNO. Un objetivo debe establecerse dentro de un marco de tiempo específico. Sin una fecha de vencimiento vinculada a tu objetivo, no tendrás sentido de urgencia y pospondrás ese objetivo hasta llegar a un punto en el que probablemente olvidarás su importancia y renunciarás.

Cuando estableces un marco de tiempo específico para tu objetivo, inconscientemente pondrás tu mente in a trabajar en el objetivo. Tener un marco de tiempo claro es esencial para verificar tu progreso hacia la consecución de tu objetivo.

Si no alcanza tu objetivo dentro del plazo que especificaste, entonces es hora de reevaluar tu objetivo, para ello responde las siguientes preguntas:

  • ¿Tu objetivo era alcanzable y realista?
  • ¿Tu marco de tiempo fue demasiado corto?
  • ¿Hiciste todas las actividades para alcanzar tu objetivo?

Cuando trabajas con objetivos SMART para lograr tus metas, no hay nada de malo en volver a establecer tus objetivos siempre que tengas claro por qué no los cumpliste.

Asegurate de que tus metas tengan un PROPÓSITO y sean significativas para ti. Las metas con propósito tendrán un mayor impacto y realmente cambiarán tu vida.

No te olvides de revisar cada una de tus metas y pregúntate:

  • ¿Por qué quiero lograr este objetivo?
  • ¿Es realmente tan importante para mí?
  • ¿Cuál es el propósito de perseguir este objetivo?

Recuerda que solo puedes concentrarse en unos pocos objetivos a la vez, así que asegúrate de seleccionar los objetivos que tendrán el impacto más significativo en tu vida.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.